[vc_row css=».vc_custom_1626890387615{padding-top: 60px !important;padding-bottom: 60px !important;}»][vc_column][vc_column_text]

¿Cuántas veces decimos o escuchamos aquello de ‘me siento solo’? En algún momento de nuestra vida, todos podemos experimentar esa sensación. Pero, ¿es siempre negativa? ¿Acaso nunca la buscamos? En este post de Gavilán & Ramos, vamos a repasar las cinco caras ocultas de la soledad.

 

Emocional

Es un tipo de soledad no elegida. Surge cuando proyectamos en otra persona unas expectativas que nunca llegan a cumplirse. En amigos, parejas y familiares que, lejos de apoyarnos, se distancian cada vez más.

Puede ser una percepción propia que esconda un problema de autoestima. O que en realidad estemos acompañados por las personas equivocadas. El resultado es el mismo. Un sentimiento de vacío que buscamos llenar a toda costa.

 

Existencial

 

Podríamos resumir este tipo de soledad con la frase de ‘nadie me entiende’. Suele darse en personas que están sometidas a una serie de valores que no van con su forma de vida deseada. Esto genera una frustración que terminará por poner en cuestión su propia existencia como persona.

 

Transitoria

Es la que experimentamos cuando sufrimos un cambio importante. Tras una ruptura de pareja, un despido laboral, etc. Un factor externo genera en nosotros un sentimiento indeseado de soledad que conviene vigilar. El objetivo es que no se quede a vivir con nosotros y logremos superar el bache.

Los expertos recomiendan ocupar nuestro tiempo en algún hobby que tengamos abandonado. También es bueno ampliar nuestro círculo de relaciones personales.

 

Crónica

Es la más preocupante. No hay una causa concreta que genere en ti ese amargo sentimiento. Si lo dejas pasar, es probable que cada vez te aísles más y eso es muy peligroso.

Principalmente, porque hará que termine afectando a todos los ámbitos de tu vida. Al familiar, al laboral y al personal.

 

Positiva

 

Es la única deseable. Es la que nos hace crecer como personas. No existe ninguna carencia o ausencia. Estamos solos pero nos sentimos llenos. Todo el mundo necesita conocerse a sí mismo para poder estar bien con los demás. Si no sabemos estar solos y trabajar nuestra autoestima, tendremos un serio problema.

 

Ahora que ya hemos repasado las cinco caras ocultas de la soledad, presta mucha atención a tu entorno. Es probable que tengamos a alguien cerca que necesite ayuda y no sepa cómo pedirla. En Gavilán & Ramos, también podemos ayudaros.

 

En Gavilán & Ramos

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment

You must be logged in to post a comment.

+34674026899 Pide cita llamando o a través de whatsapp
This is default text for notification bar